General

Destinos para amantes del cine y las series

Los Bafta, los Goya, los Oscars, la Berlinale… A estas alturas del año, los principales festivales de cine ya han terminado. Y aún quedan meses para que llegue la Seminci, la Biennale de Venecia o el Festival de San Sebastián. ¡Que no cunda el pánico! Te recomendamos varios destinos de cine para amenizar mientras tanto la espera. ¡Sssshhhh! ¡Silencio, se rueda!

Madrid

Seguro que al pasear por la Gran Vía madrileña te has acordado alguna vez de una peli: los protagonistas de “El día de la bestia” en el cartel de Schweppes, Eduardo Noriega caminando solo en “Abre los ojos”… Álex de la Iglesia y Alejandro Amenábar no son los únicos que han escogido Madrid para sus rodajes. También lo han hecho directores como Pedro Almodóvar o Achero Mañas.

Gran Vía de Madrid por la noche

Los barrios de Malasaña y Chueca son otros clásicos de la filmografía española. Y es que los escenarios de rodaje en Madrid son innumerables.

Nueva York

Cuando uno viaja a la ciudad que nunca duerme y se monta en alguno de los taxis amarillos de Nueva York espera encontrarse a Robert de Niro de conductor como en la película “Taxi Driver”. ¿Cómo no acordarse de algún largometraje en la ciudad de los rascacielos? Sus largas avenidas han acogido multitud de rodajes.

Taxis de Nueva York

Los parques neoyorquinos tampoco se quedan atrás en cuanto a grabaciones de cine. A parte del mítico Central Park también destaca Flushing Meadows Corona Park. Si has visto “Men in Black” seguro que te suena. Así son los contrastes de Nueva York.

Girona

Winter is coming… O no. Lo que sí está por venir son más rodajes de Juego de Tronos en España. Mientras llegan, podemos recorrer algunas de las ciudades por donde han pasado Lannister, Stark y compañía. Un buen ejemplo es el casco histórico de Girona. Su increíble paisaje urbano de época medieval ha sido el plató perfecto para recrear algunos escenarios de esta serie de culto.

Casco histórico de Girona

El rodaje de Juego de Tronos en Girona ha multiplicado las visitas a esta ciudad catalana, ya de por sí muy recomendable debido a su conjunto monumental.

Ouarzazate (Marruecos)

“Lo que hacemos en esta vida, tiene su eco en la eternidad”. Esta mítica frase de la película “Gladiator” no fue pronunciada en Roma, sino en Ouarzazate, la localidad marroquí de los rodajes. Por aquí han desfilado los caballos de “Lawrence de Arabia”, los cruzados de “El Reino de los Cielos”, las tropas macedonias de la película “Alejandro Magno”… Hasta los galos de “Astérix y Obélix” han pasado por este lugar junto a las áridas montañas del Atlas.

Vista de la localidad marroquí de Ouarzazate

Con el paso del tiempo, y de los directores de cine, los estudios cinematográficos de Ourzazate han convertido a esta ciudad marroquí en “el Hollywood de África”.

Edimburgo

Que Escocia es tierra de castillos todo el mundo lo reconoce. Pero quizás no todos sepan que algunos de los castillos donde se rodaron las películas de “Harry Potter” están a las afueras de Edimburgo. La escuela de magia y hechicería más famosa del mundo tiene en las Highlands un verdadero filón, ya que sus paisajes se asemejan bastante a los descritos por J.K.Rowling en la saga literaria de fantasía más exitosa de los último tiempos.

Castillo escocés de Alnwick, escenario de rodaje de “Harry Potter”

De hecho, en los últimos años los rodajes de cine en Escocia se han convertido en algo tan habitual como las gaitas o el whisky.

Valladolid

A veces, los inviernos en la ciudad del Pisuerga pueden ser tan duros como en Rusia. Quizás exageramos, pero no somos los únicos que pensamos lo mismo. Si has visto la película de “Doctor Zhivago” seguramente recuerdes la escena de la estación de tren. No era Yuritain (donde está ambientada), sino la Estación del Norte de Valladolid.

Colegio de San Gregorio en Valladolid

Hasta el gran Orson Welles escogió el Colegio de San Gregorio para rodar algunas escenas de “Mr. Arkadin”, donde Miguel Delibes participó como extra. Desde entonces, los escenarios de cine en Valladolid no han parado de crecer.

Coge la claqueta, las cámaras y… ¡A disfrutar viajando a través del celuloide!

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*