General

Viajero Civitatis, viajero responsable

Durante todo este 2017 celebramos el Año Internacional del Turismo Sostenible. En Civitatis nos sumamos a esta propuesta apostando por tours, visitas guiadas y excursiones en español respetuosas con el medio ambiente, el patrimonio monumental y las costumbres y tradiciones locales de los destinos donde se realizan estas actividades.  Te proponemos, además, unos sencillos consejos para ser un turista responsable allá donde viajes.

Infórmate bien antes del viaje

Siempre conviene informarse bien de un destino antes y durante el viaje: su historia, costumbres o condiciones de vida resultan muy interesantes para preparar una escapada. En las guías de viaje de Civitatis encontraréis numerosos consejos prácticos sobre medios de transporte, horarios de museos y monumentos o indicaciones sobre cómo ahorrar en los viajes. Una vez en los destinos, os recomendamos acudir a los puntos de información turística para conocer las actividades, servicios y normas locales.

Consultando un plano antes de la iniciar una ruta en bicicleta

También es aconsejable consultar la legislación del destino, así como los centros sanitarios y las embajadas o consulados más cercanos en los que recibir asistencia en caso de cualquier necesidad.

Viaja con la mente abierta

Un viaje también es una excelente oportunidad para aprender nuevas costumbres. Respetar la diversidad cultural es necesario, por tanto, para conocer la historia, la religión y las condiciones sociales del destino que visitemos. Otra propuesta muy recomendable consiste en entablar conversaciones con la población local en su propio idioma. ¡El intercambio de ideas con diferentes culturas siempre es muy beneficioso!

Aldea Yriapú en Puerto Iguazú (Argentina)

Por ejemplo, esta excursión a la aldea Yriapú, en Puerto Iguazú (Argentina), os permitirá conocer el modo de vida de los aborígenes que viven en este lugar.

Respeta el patrimonio cultural

Es muy importante conservar el patrimonio monumental de los lugares que visitemos. Los yacimientos arqueológicos, ruinas, museos, templos religiosos o construcciones históricas son testigo del paso del tiempo a lo largo de los siglos. De cara a preservar estos vestigios de la historia para futuras generaciones, debemos cuidar los monumentos y lugares turísticos cumpliendo las normas de no hacer fotos con flash, no tocar las piezas expuestas, no escribir sobre los muros, etc.

Templos de Ayutthaya

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) cataloga en todo el mundo aquellos lugares que por su excepcional legado son dignos de pertenecer a la categoría de Patrimonio de la Humanidad. Si viajáis, por ejemplo, a Tailandia y os hospedáis en Bangkok, podéis realizar una actividad muy recomendable: la excursión a Ayutthaya con crucero por el río Chao Phraya. Sus antiguos templos están incluidos en esa selecta lista de la Unesco.

Cuida el medio ambiente

Cuando viajamos a un espacio natural es necesario minimizar nuestra huella reciclando los residuos que generemos. Debemos procurar, por lo tanto, recoger la basura y otros elementos que puedan dañar el ecosistema. La fauna y la flora son muy sensibles a la acción de los seres humanos. Por ello, hay que procurar seguir los senderos señalados, sin desviarse de las rutas trazadas, así como también evitar hacer lumbres o barbacoas que puedan provocar incendios. ¿Cómo respetar el medio ambiente en los destinos urbanos? En las ciudades también se puede conservar la naturaleza mostrando nuestras reservas de Civitatis en formato electrónico (sin imprimir el bono) o solicitando en los hoteles que nos cambien las toallas sólo cuando lo necesitemos.

Disfrutando del tour por Ámsterdam en bicicleta

Los destinos urbanos suponen también una oportunidad perfecta para realizar actividades turísticas en transportes ecológicos. Algunos ejemplos son el tour por Ámsterdam en bicicleta, el tour en scrooser por Madrid o el tour en segway por la Antigua Roma.

Apoya la economía local

La artesanía tradicional supone en muchas ocasiones un importante medio de subsistencia para la población autóctona. Comprando artículos falsificados o prohibidos provocamos un daño muy grave a los comerciantes que ofertan productos originales que respetan la legalidad vigente. Así pues, el comercio y la gastronomía de proximidad no sólo nos permitirán estar en contacto con las costumbres más auténticas, sino que también ayuda a reactivar la economía local.

Villa de Teror, en Gran Canaria

Si viajáis, por ejemplo, a la preciosa isla de Gran Canaria podéis animaros a realizar el tour por los mercadillos de Teror y San Mateo, pintorescos pueblos canarios donde encontraréis productos elaborados en el archipiélago.

Vela por los Derechos Humanos

Si durante vuestro viaje observáis episodios de explotación laboral, abuso o maltrato no dudéis en denunciar hechos ilícitos, sobre todo si estos afectan a menores o personas especialmente vulnerables.

Cumple las normas

Un viaje es una buena oportunidad para disfrutar de grandes momentos de ocio, pero siempre se deben cumplir fielmente las normas legales de cada país. El tráfico de drogas, armas o bienes culturales son delitos muy graves que entre todos debemos contribuir a erradicar.

Comparte tu experiencia

Al compartir tus experiencias de viaje de forma honesta en redes sociales, foros de internet, páginas especializadas, etc, ayudarás a otros turistas a planificar mucho mejor su viaje.

Haciendo un selfie en Copenhague

Siguiendo todos estos sencillos consejos, basados en el Código Ético Mundial de la OMT, os convertiréis en unos verdaderos turistas responsables.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*