Europa

Los fantasmas de Edimburgo

Cementerio de Greyfriars

La capital de Escocia es una de las ciudades medievales mejor conservadas de Europa. De arquitectura gótica y oscura, que se adivina en un entramado de callejuelas que ascienden hacia el castillo, las leyendas y la intriga perviven en cada rincón. Historias de brujería, espectros que aparecen y desaparecen como la lluvia, misterios aún sin resolver… Empapan el alma de Edimburgo hechizando al visitante sin remedio.

Calton Hill

Calton Hill, Edimburgo

Hoy queremos adentrarnos en su corazón tras algunas de las leyendas más oscuras de Edimburgo, ¿te atreves?

Fantasma Edimburgo

Fantasmas de Edimburgo

Annie, el pequeño fantasma de Mary King´s Close.

¿Hay algo más aterrador que el espíritu de una niña? Bajo la Royal Mile permanecen sepultados una red de callejones que se tapiaron en el siglo XVII debido a una terrible plaga de peste. El más famoso es el Mary King´s Close, una oscura travesía que hoy se puede visitar. En una de las viviendas vivía Annie, una pequeña que murió de peste. Desde entonces muchos testigos aseguran haberla visto lamentándose por haber perdido a su muñeca. Para consolarla, los turistas le dejan todo tipo de juguetes en su habitación.

Mary King´s Close

Entrada a Mary King´s Close

El gaitero del castillo.

Coronando la colina verde, el Castillo de Edimburgo es una de las principales atracciones turísticas de la ciudad. Si penetras en su interior quizás oigas el eco de una gaita resonando en las profundidades. Cuenta la leyenda que un joven gaitero fue mandado a explorar los túneles que construyeron los antiguos defensores del castillo, tocando la gaita para conocer su ubicación. El sonido cesó de repente y el gaitero nunca se encontró, perdido para siempre en los pasadizos subterráneos del castillo.

Castillo de Edimburgo

Castillo de Edimburgo

El caníbal de Edimburgo.

Se dice que James, el primogénito del marqués de Queensberry, había nacido con algún tipo de deformación que le hacía tener un comportamiento salvaje. Por ello permanecía encerrado en la residencia familiar ubicada en una de las casas que hoy forma parte del Parlamento. Tras la firma del Tratado de la Unión en 1707, el marqués se vio obligado a huir con toda su comitiva dejando a su hijo con un criado de diez años. A la vuelta se encontraron con que James lo había descuartizado y comido asado, crimen que conmocionó a toda Escocia.

Royal Mile

Royal Mile

La “medio ahorcada”.

El caso de la desdichada Maggie Dickinson fue tristemente popular por quedarse embarazada fuera del matrimonio, lo cual trató de ocultar. Al nacer el bebé éste no sobrevivió e intentó deshacerse del cuerpo en el río. Fue descubierta y condenada a muerte en la horca en el patíbulo situado por entonces en Grassmarket. Tras la ejecución, en el traslado del cadáver al cementerio del ataúd salieron gritos: Maggie Dickinson vivía.

Cementerio de Edimburgo

Cementerio de Edimburgo

El cementerio encantado de Greyfriars.

Si los cementerios son lugares germen de leyendas, el de Greyfriars se lleva la palma: desde la tierna historia del perrito Bobby que guardó la tumba de su amo durante 14 años a siniestras historias de los ladrones de cadáveres que asaltaban el camposanto con algún oscuro fin. En Greyfriars también se encuentra el mausoleo de Bloody Mackenzie, quien persiguió y condenó a muerte a los covenantes por firmar el pacto nacional contra el cambio del libro de liturgia de la Iglesia Escocesa en 1683. Dicen que su apertura desencadenó una serie de sucesos paranormales entre los visitantes del cementerio: heridas, desmayos, ruidos espeluznantes, quemaduras y figuras fantasmagóricas entre la niebla.

Cementerio de Greyfriars

Cementerio de Greyfriars

¿Es o no Edimburgo un lugar de miedo? Si te ha gustado, atrévete con el Tour de los fantasmas  de Civitatis.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*