Selecciona tu idioma

La Ruta Romántica de Alemania: un viaje en coche inolvidable
Alemania

La Ruta Romántica de Alemania: un viaje en coche inolvidable

Desde Wuzburgo hasta Füssen, la Ruta Romántica de Alemania es uno de los itinerarios imprescindibles para todos aquellos amantes de los viajes en coche. Llena de naturaleza, cultura e historia, se ha convertido en una de las rutas más bonitas y populares de toda Europa.

La Ruta Romántica atraviesa 29 ciudades y pueblos por más de 460 kilómetros en la que los viajeros invierten entre 3 y 10 días para realizarla, dependiendo de las paradas que se hagan y los lugares que quieran conocer. Si os apetece planear este inolvidable viaje en coche, en Civitatis hemos seleccionado los lugares imprescindibles para descubrir en la Ruta Romántica de Alemania. ¡Comenzamos!

Wurzburgo

Empezamos por el punto de inicio de la Ruta Romántica. Ciudad histórica y universitaria, Wurzburgo es una localidad que mezcla a la perfección lo antiguo y lo moderno. Antigua residencia de los príncipes obispos, destaca su arquitectura barroca y rococó. En esta primera parada es imprescindible conocer la fortaleza Marienberg, la iglesia circular del siglo VIII, los jardines de la Corte y la Residencia.

Memorial al Príncipe Obispo en Wurzburgo
Casco histórico de Wurzburgo

Tauberbischofsheim

El siguiente destino puede ser Tauberbischofsheim, una pequeña joya alemana junto al río Tauber. Su rica tradición vitivinícola y su preciosa plaza central hacen de esta localidad una parada obligada durante un viaje por la Ruta Romántica. Si la visitáis, podréis descubrir su imponente ayuntamiento neogótico y, por supuesto, probar su deliciosa gastronomía acompañada de un buen vino.

Edificio medieval de Tauberbischofsheim
Plaza central de Tauberbischofsheim

Röttingen

Nos desviamos un poco y nos acercamos a Röttingen, la llamada ciudad de los relojes de sol. ¿Por qué? En su casco medieval se pueden ver nada más y nada menos que 25 de ellos. Además, en la localidad se puede contemplar una muralla medieval y el castillo de Brattenstein. ¡Merece la pena!

Antiguo edificio de Röttingen
Casco histórico de Röttingen

Bad Mergentheim

Seguimos conociendo la historia de Alemania mientras conocemos Bad Mergentheim. Antigua sede de la Orden Teutónica, la localidad también es famosa por su amplia oferta termal. ¿Sabíais que sus fuentes poseen poderes curativos para dolencias del sistema digestivo y los desórdenes metabólicos? Tendréis que realizar esta parada en la Ruta Romántica para descubrirlo.

Fuente en la plaza principal de Bad Mergentheim
Una de las fuentes curativas de Bad Mergentheim

Rotemburgo

Rotemburgo o Rothenburg ob der Tauber es uno de los imprescindibles durante vuestro viaje. Esta ciudad medieval rodeada por murallas que se pueden recorrer gracias al llamado «Pasillo de los guardianes», es un destino que os hará viajar al pasado. Además, sus calles y sus preciosas casas de colores albergan numerosas leyendas. ¿Sabíais que Walt Disney se inspiró en esta ciudad para ambientar su película Pinocho? Podéis reservar un tour privado por Rotemburgo para conocer esta y otras historias.

Ciudad medieval de Rotemburgo
La preciosa localidad de Rotemburgo

Dinkelsbühl

¿Qué os parecería recorrer el casco histórico de esta preciosas localidad de Baviera en carruaje? Con esta parada en Dinkelsbühl podéis hacer esta peculiar actividad y aprovechar para cambiar de vehículo durante vuestro viaje por la Ruta Romántica de Alemania. Rodeada por murallas, Dinkelsbühl cuenta con 18 torres y cuatro puertas, sinuosas callejuelas, casas de mercaderes y plazas adoquinadas. Además, si sois amantes de la historia, podréis descubrir su papel durante la guerra de los Treinta Años.

Postal de las casas de colores de Dinkelsbühl
Casas de colores de Dinkelsbühl

Nördlingen

Llegamos a Nördingen y nos adentramos en su muralla para descubrir una ciudad ubicada en un antiguo cráter causado por un meteorito hace millones de años. Además, su casco histórico es perfecto para conocerlo a pie y admirar sus casas de madera y la torre de la iglesia de San Jorge. Como curiosidad: Nördlingen apareció en la película original de Charlie y la fábrica de chocolate.

Vista aérea de Nördingen
Vista aérea de Nördingen

Harburg

Llevamos ya más de 160 kilómetros de Ruta Romántica y nos espera Harburg y su castillo. Este conjunto arquitectónico del siglo XI está considerada como una de las fortalezas más antiguas y mejor conservadas de Baviera. ¡Os aseguramos que merece la pena conocerlo!

Antigua fortaleza de Harburg
Entrada a la fortaleza de Harburg

Donauwörth

La ciudad antigua de Donauwörth quedó arrasada casi en su totalidad tras la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, supo resurgir de sus cenizas y aún se conservan tres puertas y cinco torres de sus murallas. Además de su historia, el ayuntamiento neogótico, el Fuggerhaus o la iglesia Liebfrauenkirche merecen una visita. ¡Por algo es llamada como «la perla del Danubio bávaro»!

Casas típicas de colores en Donauwörth
Casas típicas de Donauwörth

Landsberg am Lech

A apenas 40 kilómetros de Múnich encontramos Landsberg am Lech, una ciudad antigua emplazada junto al río Lech. Para seguir descubriendo la cultura bávara, os aconsejamos acercaros a la iglesia barroca Johanniskirche o al museo Neues Stradtmuseum.

Panorámica de Landsberg am Lech junto al río Lech
Paisaje de Landsberg am Lech junto al río

Füssen

Como todo lo bueno acaba, llegamos a Füssen, el final de la Ruta Romántica de Alemania. El precioso paisaje montañoso de los Alpes bávaros es uno de los puntos fuertes de Füssen. Sin embargo, la cercanía al castillo de Neuschwanstein es el broche de oro a esta ruta en coche. Construido por Luis II de Baviera, también conocido como «el Rey loco», la fortaleza es un sueño hecho realidad.

Vista del Castillo de Neuschwanstein  en un día soleado
Castillo de Neuschwanstein
Más en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *