Selecciona tu idioma

#CivitatisInsider: Raquel Caballero, Senior Accountant & Treasury
#CivitatisInsider

#CivitatisInsider: Raquel Caballero, Senior Accountant & Treasury

Viajera incansable, amante del chocolate y del baile, inquieta y concienciada con el medio ambiente. Así es como se define Raquel Caballero Marcos, Senior Accountant & Treasury de Civitatis, nuestra protagonista del #CivitatisInsider de hoy. ¡Vamos a conocerla un poco mejor!

Raquel posando junto al Big Ben en Londres
Raquel posando frente al Big Ben

¿Cómo te definirías?

Me considero una persona responsable e inquieta. Voy probando mil actividades y cursos de todo tipo, pero me canso cuando llevo un tiempo y tengo que hacer cosas nuevas. De hecho, hasta en los estudios ha sido así (aunque siempre he finalizado todo lo que he empezado). A nivel universitario primero hice Ciencias Económicas y Empresariales, luego Turismo y más adelante Organización de Eventos. Todo ello pasando por cursos de estilismo, nutrición…

Por otro lado, cada vez estoy más concienciada con el medio ambiente, y más interesada en evitar los tóxicos de todo tipo en cosmética, alimentación, etc.

Y, por supuesto, viajera incansable, como no podía ser de otra manera. Mi lema es conocer como mínimo un nuevo lugar cada año.

¿Cuál es tu función y puesto en Civitatis?

Formo parte del Departamento Financiero de Civitatis, aunque al principio hacía de todo, ya que estaba yo sola. Al ir incorporándose gente al equipo, hemos ido separando las tareas y ahora me encargo de todo lo relacionado con la tesorería de toda moneda que no sean euros. Compramos todo tipo de divisas para pagar a nuestros proveedores de todo el mundo.

Yo me encargo de los pagos a proveedores que no facturan en euros, contabilizar y conciliar las cuentas de bancos, PayPal, plataformas de compra de moneda, etc. Además de otras muchas tareas diarias como activar proveedores, devoluciones a clientes, recopilar información para auditores…

¿Qué ocupa la mayor parte de tu jornada? Tanto laboral como personalmente.

La mayor parte de mi jornada no sé si la dedico al pago de proveedores en sí o la gestión de las múltiples incidencias que surgen de los mismos. Devoluciones de pagos, bancos de algunos países que retienen el dinero, proveedores que cambian la cuenta sin avisar, intentar cuadrar las facturas que mandan los proveedores con lo que tenemos en el Admin, preguntar a los Destination Managers y al equipo de reservas sobre tarifas, compensaciones etcétera para intentar explicar a los proveedores las razones por las que tenemos otros datos…

Personalmente, ahora estoy muy tranquilita, pero he tenido épocas de ir a mil cursos y actividades todos los días al salir, desde teatro a nutrición, inglés o pilates… Y acabar desfallecida.

Raquel cogiendo en brazos a un niño durante el voluntariado en Mozambique
Durante el voluntariado en Mozambique

¿De dónde eres? ¡Cuéntanos algo chocante de tu zona!

Soy de Madrid, (aunque de ascendientes salmantinos), pero vamos, creo que poco puedo contar que no sepáis ya de Madrid. Sí os puedo contar algo del pueblo de mis padres, Aldeadávila de la Ribera, localizado en el Parque Natural de Arribes del Duero. Esta zona, que está ahora muy de moda, ha sido escenario de varios rodajes internacionales, como la oscarizada Doctor Zhivago (en plena dictadura) y más recientemente Terminator (2018), y la campaña de Fujitsu “The work is your workplace”.

¿Qué es lo que más te llamó la atención al mudarte a Madrid?

Siempre he vivido aquí, salvo un verano en Londres y períodos de un mes consecutivo en algunos países a los que viajé con una ONG como Mozambique, Nicaragua y Cuba.

¿Cuántos países has visitado?

Si no se me olvida ninguno, contando España, 25: Alemania, Argentina, Bélgica, Brasil, Cuba, Dinamarca, Estados Unidos, Francia, Grecia, Hungría, India, Italia, Luxemburgo, Mozambique, Marruecos, Nepal, Nicaragua, Países bajos, Polonia, Portugal, República Dominicana, República Checa, Reino Unido y Turquía.

Raquel Caballero posando frente al Taj Mahal
Posando frente al Taj Mahal

¿Cuál es tu favorito?

Sin duda, Argentina, es como un continente entero en un solo país…y todo a lo grande. ¿Quieres agua? Tienes las cataratas de Iguazú. ¿Quieres hielo? Los glaciares, encabezados por Perito Moreno. Pasas del frío intenso al calor con tan solo moverte de un lado a otro del país. Me encantó El Calafate, pero sobre todo Buenos Aires.

¿Cuál fue el primer país extranjero que visitaste?

El primero que recuerdo es Portugal, de pequeña, con mis padres y hermanas… Un viaje en coche recorriendo el país entero. Entramos por Galicia y salimos por Huelva, ¿o fue al revés?

¿Y el primer gran viaje que recuerdes?

Brasil, de viaje del ecuador en la universidad. Un viaje como todos los de ese tipo de mucha diversión, risas, baile y playa.

¿Qué destinos has visitado desde que trabajas en Civitatis?

Polonia, República Dominicana, Grecia, y algunas ciudades de Italia en distintos viajes cortos como Milán y Venecia.

¿Cuál es la anécdota más graciosa que te ha sucedido viajando?

No sé si graciosa, pero lo de los autobuses de Cuba era cuanto menos curioso. Estuve en una ONG y teníamos que movernos a distintos pueblos para hacer nuestro trabajo. Allí estabas esperando en medio de una carretera perdida a que pasara el autobús a la hora que se suponía que iba a pasar y, después de una hora sin que hubiera pasado, te volvías a casa toda preocupada porque no podías llegar al destino y todo el mundo lo veía normal… “Habrá llovido” o “se habrá estropeado”, decían, y después te tocaba hacer autostop.

Lo mismo pasaba con los taxis a los que llamabas. Podías estar esperando una hora y no se presentaban vete a saber por qué, pero tampoco llamaban para avisar. Al final tenías que acostumbrarte a que eso era así.

Eso sí, cuando venía el autobús, cualquier señor desconocido se giraba para darte la mano y ayudarte a bajar o subir. Algo bastante sorprendente para nuestra cultura.

Raquel Caballero en Bhaktapur, en Nepal
Raquel visitando Bhaktapur, en Nepal

¿Cuál es tu próximo destino Civitatis?

A corto plazo, con moverme de nuevo por Europa me conformo, pero tengo ganas de ir a Asia, que aparte de India y Nepal, no he visto nada.

¿Y tu destino Civitatis soñado?

Aunque en Estados Unidos he estado ya en varios lugares, siempre me he quedado con ganas de hacerme la Ruta 66 completa, pero nunca he convencido a nadie (risas).

¿Qué actividad de Civitatis te mueres por hacer?

En Civitatis tenemos alguna excursión desde Phoenix a la Ruta 66, si no me equivoco, y también estaría bien un paseo en helicóptero por Chicago, o la excursión de 3 días al desierto de Merzouga por ejemplo. Hay tantas…

¿Free tour o tour de pago?

Cuando llego a una ciudad me gusta hacer free tours para hacerme una idea general y luego volver a donde más me interese.

¿Cuál es la mayor propina que has dado en un free tour y por qué?

Creo que en torno a los 15 euros. En general, me he encontrado siempre con muy buenos guías.

¿Tours culturales… o de aventura y adrenalina?

Me gustan más los culturales.

¿McDonalds y pizzerías o cocodrilo e insectos?

Pues ni lo uno ni lo otro… Me gusta comer comida local donde voy, pero hay cosas con las que no me atrevo. Aunque si tengo que elegir preferiría cocodrilo a insectos.

Raquel en el Gran Cañón de Colorado
Posando en el Gran Cañón de Colorado

¿Viajar conectado o desconectar de todo?

Yo desconecto bastante, de hecho, me molesta cuando estoy con alguien que está muy pendiente del móvil.

¿A qué época de la Historia te gustaría viajar?

A los años 50 para colarme en una película de los años dorados de Hollywood. ¡Me encanta la estética de esa época!

¿A qué personaje célebre (vivo o muerto) te llevarías de pub crawl?

Creo que a todos los personajes de La que se avecina, me parto con Amador o con Antonio Recio. Sería una jornada de risas sin parar y ya si se apuntaran Leo Harlem, Eva Hache o David Broncano, sería redondo.

¿Peli y manta o cena y copas?

Antes era de cena y copas, pero cada vez más de peli y manta. ¡Será que me estoy haciendo vieja! Aunque si puede ser, cena fuera y luego peli y manta en casa, o mi favorito: brunch o vermú y paseo diurno.

¿Yoga o running?

Prefiero el yoga y si hay que hacer algo aeróbico, que sea algo divertido como el baile. He probado de todo tipo desde zumba, salsa, bachata…a bailes de Bollywood, danza del vientre, flamenco o swing.

¿Cine o teatro?

Me encantan los dos, este año he echado mucho de menos ambos.

¿Algún ritual antes de entrar a trabajar? ¿Y al salir?

Antes de llegar no, pero cuando llego al trabajo, lo primero que hago es ponerme un café muy caliente para ir tomándomelo muy despacio hasta que se queda frío. Al salir, caminar para coger el metro unas cuantas paradas más lejos y hacer un poco de ejercicio.

Raquel durante su voluntariado en Nicaragua
Raquel durante su viaje a Nicaragua

¿Cuál es tu canción más energizante?

Pues últimamente la de Jerusalema es la que mejor rollo me da. También es recurrente la de Antes de morirme de C. Tangana.

¿Y la serie que te roba horas de sueño actualmente?

Creo que desde La Casa de Papel ninguna me roba el sueño, de hecho, he vuelto a verla entera hace poco y estoy deseando que salga la siguiente temporada.

¿Tienes algún «placer culpable»?

El chocolate negro y el regaliz, aunque llevo un tiempo bastante en modo real food e intento no tener nada dulce en casa, no puedo prescindir de comer chocolate a diario y, de vez en cuando y conteniéndome mucho, regaliz.

Y también me gusta cantar como una loca en el coche canciones antiguas de lo más variopinto desde la Pantoja o Rafael a Coque Malla o Queen.

Más en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *