Selecciona tu idioma

Qué ver en Nantes
Europa

Qué ver en Nantes

Si estás buscando un destino alternativo para descubrir Francia, Nantes es la opción adecuada. Esta elegante localidad de la Alta Bretaña situada a orillas del río Loira se ha convertido en los últimos años en un imán para turistas que prefieren huir de las aglomeraciones y disfrutar de unos días paseando por sus coquetas calles medievales y jardines. Como estamos seguros de que después de leer esta entrada te entrarán unas ganas locas de visitar esta ciudad francesa, desde Civitatis te dejamos una guía de qué ver en Nantes.

Castillo de los duques de Bretaña

Nantes es la ciudad de los duques de Bretaña. De aquella época de esplendor se conserva aún el castillo del siglo XV, que fue residencia de príncipes y reyes. Este magnífico palacio fue restaurando hace algunos años, y actualmente alberga el Museo de Historia de Nantes, que ocupa 32 de sus salas. Sin duda, una parada imprescindible en el itinerario de cualquier turista.

Castillo de los Duques de Bretaña en Nantes.
Castillo de los Duques de Bretaña

Catedral de San Pedro y San Pablo

Sus obras comenzaron en el siglo XV, y se demoraron cuatro siglos más, sorprendentemente sin que esto alterase su estilo arquitectónico, marcadamente gótico. Dos elegantes torres cuadradas coronadas con pináculos enmarcan la fachada, y en el interior de la catedral reposan los restos del duque Francisco II de Bretaña y su esposa Margarita de Foix, cuyo sarcófago es una de las joyas de la escultura francesa.

Catedral de San Pedro y San Pablo en Nantes.
Catedral de Nantes, uno de los lugares para ver en Nantes

Isla de las Máquinas

Entrar en L’Île des Machines (la Isla de las Máquinas) es adentrarse en el mundo imaginario del escritor Julio Verne. En este parque de atracciones ubicado en una isla fluvial puedes encontrar fantasiosas y gigantescas reproducciones de animales que aparecen en las novelas del dramaturgo francés, pionero de la literatura de ficción y natural de Nantes.

La atracción principal es el Gran Elefante, un paquidermo hecho de acero, madera y cuero de 12 metros de alto, 21 metros de largo y un peso de 48 toneladas. Además, el espacio cuenta con un bestiario de máquinas donde pueden manipularse los mecanismos. Un lugar que hay que ver en Nantes, y una opción muy cómoda para hacerlo es adquirir el Pass Nantes.

Gran Elefante en la Isla de las Máquinas de Nantes.
Gran Elefante en la Isla de las Máquinas

Pasaje Pommeraye

El Pasaje Pommeraye es una lujosa galería comercial inaugurada en 1843 donde destacan su majestuoso interior decorado con columnas, estatuas y escaleras que simulan las de entrada a un palacio. No solo es una de las cosas que te recomendamos ver en Nantes, si no puedes completar la visita quedándote a curiosear sus numerosos escaparates y quizás, por qué no, hacer alguna adquisición.

Interior y escaleras el Pasaje Pommeraye en Nantes.
Pasaje Pommeraye

Antigua fábrica de Galletas Lu

Este es uno de los sitios para ver en Nantes que menos tiempo te llevarán, ya que solo se conserva una torre decorada donde antes se ubicaba la fábrica de galletas Lu (abreviación de Lefèvre-Utile). Actualmente el edificio alberga el centro cultural Lieu Unique, cuyas siglas coinciden con la anterior función del lugar. ¿Casualidad? Seguro que no.

Torre del centro cultural Lieu Unique en Nantes.
Torre del Lieu Unique

Jardín de las Plantas

Es uno de los pulmones verdes de Nantes, y un lugar perfecto para perderse entre sus macizos de camelias y pasear por sus distintos espacios al aire libre. Este jardín botánico alberga una gran colección de plantas exóticas, muchas procedentes de otros continentes o regiones lejanas como las llanuras altoandinas. Algunos de sus puntos imperdibles son la Montagne (la Montaña), un montículo artificial cubierto de parterres de flores, o el palmeral.

Jardín Botánico de Nantes.
Jardín de las Plantas

Espejo de Agua

El Miroir d’Eau (Espejo del Agua) es una de las atracciones más recientes que ver en Nantes. Se trata de una fuente de 1300 metros cuadrados que combina espectáculos de agua y luz. Este Espejo de Agua ha sido instalado convenientemente al pie del castillo, de modo que, cuando la fuente está apagada, el agua refleja el majestuoso monumento como si de un auténtico espejo se tratase.

Espejo de Agua frente al castillo de Nantes.
Espejo de Agua frente al castillo de Nantes

Torre Bretaña

La Tour de Bretagne (Torre Bretaña) es el rascacielos más alto de Nantes. Fue diseñado por el arquitecto Claude Devorsine, y mide nada menos que 144 metros. Desde su planta 32, a la que se puede acceder pagando una entrada, se puede disfrutar de una vista panorámica de la ciudad, que puedes acompañar con una copa en el bar Le Nid.

Torre Bretaña, el rascacielos más alto de Nantes.
Torre Bretaña

Iglesia de San Nicolás

Otro lugar para ver en Nantes es esta basílica que fue construida en el siglo XIX, sustituyendo a la iglesia anterior del siglo XI. Está declarada Monumento Histórico de Francia, y fue dañada durante los bombardeos del 43, pero reconstruida después. Está situada a pocas calles del castillo de los Duques de Bretaña, por lo que merece la pena acercarse para echar un vistazo a su hermosa fachada neogótica.

Iglesia de San Nicolás en Nantes.
Iglesia de San Nicolás

Isla de Versalles

Es un islote de de 1.7 hectáreas sobre el río Erdre, parcialmente artificial ya que fue construida con los restos de la excavación para la construcción del canal de Nantes. Estuvo abandonada hasta finales de los 80, cuando fue reconvertida en un jardín japonés con bambúes, cipreses, rododendros y cerezos.

Isla de Versalles, un sitio para ver en Nantes
Más en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *