General

10 museos para visitar con niños en Europa

¿Qué hacemos con los niños? Seguro que te has planteado muchas veces esta pregunta al viajar con los más pequeños de la casa. Si estás pensando en visitar un país europeo, te proponemos el top 10 de los museos infantiles. Porque, ¿Quién ha dicho que los museos son aburridos?

Casa-Museo del Ratoncito Pérez (Madrid)

Cuando era pequeño, el futuro rey Alfonso XIII tenía un gran temor: ¡Que se le cayeran sus dientes de leche! Para quitarle su miedo, el escritor Luis Coloma le habla de un roedor muy especial que vivía en la Pastelería Prast de la Calle Arenal. La Casa-Museo del Ratocinto Pérez nos acerca esta historia mostrándonos las estancias donde residió el ratón más famoso de todos los tiempos. Dicen incluso que los niños que se portan bien consiguen verlo preparando los regalos que entregará

Casa-Museo del ratoncito Pérez en la Calle Arenal de Madrid

Museo Story Centre (Lisboa)

¿Alguna vez te has preguntado cómo eran los viajes transoceánicos en el siglo XVI? Podrás comprobarlo en el Story Centre de Lisboa, situado en la céntrica Plaza del Comercio. A través de paneles didácticos aprenderéis de un modo divertido la historia de la ciudad. Incluso tiene un simulador del terremoto de 1755 para, quien se atreva, sentir cómo tuvo que ser esa experiencia.

Museo de Ciencias Naturales (Londres)

¿Te gustaría conocer las salas donde se rodó “Noche en el museo”? El Museo de Historia Natural de Londres no solo ha sido el plató de esta película. También se filmó “Paddington” en su majestoso hall. De hecho, el osito protagonista consigue escapar de la malvada taxidermista (Nicole Kidman) deslizándose por el esqueleto de Dippy, el diplodocus más famoso del Reino Unido. Si os gustan los dinosaurios y los animales de otras épocas, este museo es simplemente im-pres-cin-di-ble.

Esqueleto de un dinosaurio en el Museo de Historia Natural de Londres

Museo de la Marina (París)

¡Al abordajeeeeeeeeeeeeeeee! Si queréis sentiros como auténticos piratas, el Museo Nacional de la Marina es vuestro sitio de París. Desde su entrada, en la misma Plaza del Trocadero, se contemplan además unas magníficas vistas de la Torre Eiffel. En el interior del museo encontraréis una amplia colección de maquetas de barco, cañones y talleres para niños en los que se enseñan técnicas de navegación. ¡Toda una delicia para los amantes del mar!

 

Maquetas de barcos en el Museo Nacional de la Marina de París

Museo Choco Story (Brujas, Bélgica)

Si viajáis a Bélgica no podéis perderos Brujas, una ciudad de cuento que aún conserva el encanto medieval de sus canales y edificios históricos. Los más golosos disfrutarán sin duda de este destino, ya que su producto estrella tiene el cacao como principal materia prima. En el Choco Story os podréis relamer de gusto con las figuras de chocolate que se exponen. Incluso tendréis la oportunidad de probar sus riquísimos bombones. ¿A que se os hace la boca agua?

 

Taller de cocina con chocolate en el Choco-Story de Brujas (Bélgica)

Museo de las Marionetas (Praga)

Antes de que los videojuegos y las consolas coparan la mayor parte del ocio infantil, hace siglos los niños de Centroeuropa se divertían con las historias de unos pequeños personajes de madera. ¿Quiénes son? Tendréis que acercaros al Museo de las Marionetas de Praga para comprobarlo. La capital checa es una de las ciudades europeas de la fantasía. El motivo se debe a sus famosos espectáculos de marionetas, que hacen volar la imaginación de grandes y pequeños.

 

Muñeca del Museo de las Marionetas de Praga

Museo Explora de los Niños (Roma)

La entrada al Coliseo, el paseo por el Foro, la subida al Campidoglio… ¡Mamá, papá, me cansoooo, me aburroooo! Quizás hayáis experimentado una experiencia similar en vuestro viaje a Roma con los más pequeños. Para que estos también disfruten de una visita acorde a su edad en la capital italiana os proponemos el Museo Explora de los Niños. Este museo cercano a la Piazza del Popolo tiene una regla muy estricta que todos los niños y adultos que lo visitan deben cumplir obligatoriamente: ¡Prohibido no tocar!

Museo de las Miniaturas (Madurodam, Holanda)

Quien haya leído “Los viajes de Gulliver” se habrá sentido alguna vez infinitamente pequeño… O gigante. Para los que aún no se han adentrado en las páginas de este relato (os lo recomendamos) les proponemos una visita a Madurodam. En este parque situado a las afueras de La Haya, Holanda, encontraréis miniaturas de edificios históricos de todo el mundo. Además esta localidad neerlandesa cuenta con una peculiaridad: ¡El alcalde es elegido por los niños de los colegios de Madurodam!

 

Edificios en miniatura del parque de Madurodam (Holanda)

Museo del Deporte (Colonia, Alemania)

Colonia, en la región alemana de Renania del Norte-Westfalia, tiene una de las catedrales más espectaculares de Europa. Sin embargo, si viajáis con los peques de la casa quizás prefieran otra visita: el Museo del Deporte. En este edificio situado a orillas del río Rin no solo encontraréis historias de superación, sino también un “kids corner” o rincón de los niños donde éstos podrán practicar su deporte favorito, o aprender uno nuevo.

Casa-Museo de la Aldea de Papá Noel (Rovaniemi, Finlandia)

Quien se ha portado bien a lo largo del año suele tener un regalo el 25 de diciembre pero, ¿De dónde los traen? En la región finlandesa de Laponia se encuentra la localidad de Rovaniemi. Allí se localiza la Aldea de Papá Noel. Pero no os penséis que solo trabaja en Navidad. La aldea está abierta todo el año para que podáis ver el taller de los ayudantes de Santa Claus. Si viajáis hasta allí podréis entregar incluso vuestra carta con los deseos para la próxima Nochebuena.

 

Santa Claus leyendo las cartas de los niños en su aldea de Rovaniemi (Finlandia)

Dinosaurios, maquetas y miniaturas, marionetas, chocolate… Como habréis podido observar, Europa está repleta de museos que harán las delicias de los más pequeños… Y puede que también de los adultos que los acompañen.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*