Selecciona tu idioma

Badajoz en 24 horas
Europa

Badajoz en 24 horas

Atravesada por el río Guadiana, rodeada por dehesas y con un patrimonio histórico envidiable, se presenta la ciudad de Badajoz. La capital de provincia está situada junto a la frontera portuguesa y atesora vestigios visigodos, romanos, árabes y cristianos. ¡Una mezcla de culturas fascinante!

Desde Civitatis no queremos que te pierdas nada y hoy te contamos qué ver en Badajoz en 24 horas. ¡No dejes de leer y prepara tu escapada perfecta por esta ciudad!

Una plaza medieval

Junto a los pórticos rojos y blancos de la plaza Alta, se distribuían los puestos de mercaderes en la Edad Media. Si os fijáis en los capiteles de las columnas, podréis ver rótulos que dan pistas de lo que se vendía en el mercado.  

Autos sacramentales, ejecuciones públicas, carreras de caballos o representaciones teatrales tuvieron lugar en este enclave pacense. Los edificios erigidos alrededor de esta explanada, como la antigua Casa Consistorial, las Casas Coloradas o las Casas Mudéjares tienen una historia que contar y podréis conocerlas todas en un tour privado por Badajoz.

Plaza Alt de Badajoz

El bastión árabe

En lo alto del Cerro de la Muela se levanta la Alcazaba, un baluarte de la época almohade con matices austeros que esconde tras sus muros crueles historias sangrientas. Este recinto amurallado es el más grande de Europa y uno de los mayores del mundo. No es de extrañar que esté catalogado como Bien de Interés Cultural. Sin duda, una visita obligatoria en vuestro recorrido de Badajoz en 24 horas.

La Alcazaba de Badajoz es el recinto amurallado más grande de Europa y uno de los mayores del mundo.

Son más de una decena las torres que se levantan en la muralla de la fortificación, pero la torre albarrana de Espantaperros sobresale por encima de las demás y, gracias a los enigmáticos sucesos ocurridos en ella, se ha convertido en todo un icono. ¿Sabíais que fue precedente de la Torre del Oro?  Si queréis conocer más datos curiosos, podéis realizar un tour de misterios y leyendas que os dejará con la boca abierta.

Alcazaba de Badajoz

La puerta triunfal

La Torre Eiffel en París, la Puerta de Alcalá en Madrid y en la capital pacense, la Puerta de Palmas. Esta entrada del siglo XV es una de las postales más bonitas de la ciudad, está flanqueada por dos torreones cilíndricos y encima de su arco de medio punto se ubica el escudo de Carlos V. La iluminación nocturna hacen de este un rincón realmente mágico.

Si camináis frente al arco del triunfo extremeño podréis atravesar el puente de Palmas y admirar el río Guadiana en todo su esplendor. Si queréis aprovechar al 100% vuestras 24 horas en Badajoz, es recomendable que tras esta visita hagáis un tour gastronómico para deleitaros con un sabroso jamón, queso y un vino de la tierra. ¡No os lo podéis perder si queréis convertiros en auténticos belloteros!

Puerta de Palmas

La Giralda extremeña

Sí, estáis leyendo bien, hay un edificio llamado La Giralda en pleno centro histórico de Badajoz. Los orígenes de esta réplica del alminar de Sevilla se remontan al siglo XX, cuando el empresario Manuel Cancho Moreno ordenó construir una torre en honor a sus almacenes La Giralda. Fueron los arquitectos Abel Pinna y Martín Corral quienes llevaron a cabo esta hazaña.

Es curioso encontrarse una edificación neoárabe de estilo regionalista andaluz de tal envergadura fuera de Andalucía. De hecho, su ornamentación de tejas de cerámica, floreros, azulejería y forja despistan a todo el que la visita. ¡Alzad la vista! El dios Mercurio corona la atalaya como símbolo del comercio.

Si queréis seguir conociendo particularidades de la localidad pacense, no dudéis en apuntaros a una visita guiada por Badajoz. ¡Os encantará!

La Giralda de Badajoz

Huellas visigodas en la catedral

La catedral de San Juan Bautista comenzó a construirse a mediados del siglo XIII en el mismo lugar donde se encontraban los restos de una antigua iglesia visigoda. Debido a las diferentes reformas del templo, sus estilos van desde el gótico al renacimiento pasando por el barroco.

La torre de 41 metros, las almenas y los imponentes muros hacen que esta basílica tenga el aspecto de fortaleza. La sobriedad exterior no se compara a su exuberancia interior, donde podréis admirar las columnas salomónicas del retablo o el coro plateresco del entallador Jerónimo de Valencia.

¿Sabíais que también fue el lugar dónde tuvieron lugar las bodas reales de Fernando VI, José de Braganza y Beatriz de Portugal? Al visitar esta joya monumental en vuestra escapada de 24 horas en Badajoz, os sentiréis como auténticos nobles y reyes.

Más en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *