Selecciona tu idioma

Qué ver en Alsacia
Europa

Qué ver en Alsacia

La zona oriental de Francia, justo en la frontera con Alemania, alberga la hermosa Alsacia: una de las regiones más bonitas de Europa. Caracterizada por sus canales y sus preciosas casas con entramados de madera, esta comarca destaca también por una suculenta gastronomía que fusiona a la perfección la cocina gala con las recetas tradicionales germanas. Si estáis planeando una escapada al este de Francia, hoy en Civitatis os explicamos qué ver en Alsacia.

Sus pueblos con encanto, que en Navidad organizan sus famosos mercadillos, son un buen motivo para viajar hasta Alsacia. Sin embargo, no es la única razón. También merece la pena acercarse hasta las orillas del río Rin, frontera natural entre Francia y Alemania, para conocer sus viñedos tradicionales.

Sea cual sea vuestro motivo, lo cierto es que razones no faltan para viajar hasta Alsacia. ¿Os animáis a acompañarnos en este recorrido tan especial?

Estrasburgo, la gran ciudad de Alsacia

Aunque Alsacia se integra actualmente en la región francesa del Gran Este, lo cierto es que los alsacianos siempre han mantenido unas raíces culturales, históricas y gastronómicas muy marcadas, que tienen como núcleo la gran urbe de Estrasburgo. Por tanto, si no sabéis qué ver en Alsacia, el viaje bien podría comenzar en esta ciudad.

Canales de Estrasburgo
Canales de Estrasburgo

Estrasburgo concentra todo lo que uno puede esperar de Alsacia: canales, casitas típicas con su tradicional entramado de madera, restaurantes con cocina franco-alemana… Dado el carácter fronterizo de ambos países, la ciudad de Estrasburgo es una de las sedes del Parlamento Europeo, organismo esencial de la Unión Europea. También acoge otras instituciones como el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que no forma parte de la UE, sino de otra organización denominada Consejo de Europa, cuya sede se encuentra precisamente en Estrasburgo.

Por tanto, la visita al barrio europeo de Estrasburgo bien merece una visita, al igual que al barrio de la Petit France, con sus casitas típicamente alsacianas, que parecen haber sido extraídas de un cuento. También parecen de fábula los mercadillos que se instalan en la ciudad entre finales de noviembre y principios de enero, que podréis conocer con este free tour navideño por Estrasburgo.

La ubicación estratégica de Estrasburgo también permite realizar desde esta ciudad diversas escapadas a otros lugares, como la urbe alemana de Baden-Baden. Y, sin salir de Francia, también podéis optar por este tour por los pueblos de Alsacia.

Colmar, en el top 5 de la lista sobre qué ver en Alsacia

Colmar podríamos definirlo como el pueblo alsaciano por antonomasia. Sus románticos canales atraen cada año a cientos de miles de turistas. Además, estos visitantes vienen en busca del gran colorido de las viviendas típicamente alsacianas, que están decoradas con vivos tonos pastel, rojizos, azulados, etc.

Canales de Colmar
Canales de Colmar

Precisamente, debido a su entramado de canales, todo aquél que visite Colmar no puede perderse el barrio de La Petite Venise. Al pasear por esta zona seguro que os sentís como en una película. Y no es para menos, ya que los realizadores del largometraje La Bella y la Bestia se inspiraron en la arquitectura de Colmar para recrear el pueblo ficticio en el que transcurre la película de animación.

También os sentiréis como en una ficción en las localidades de los alrededores, que podréis conocer con este tour de Alsacia al completo. Además, desde Colmar podréis conocer la cercana ciudad germana de Friburgo de Brisgovia, considerada como la puerta de entrada a la Selva Negra de Alemania.

Castillo Haut-Koenigsbourg, la gran fortaleza alsaciana

A medio camino entre Estrasburgo y Colmar, entre los bosques de los Vosgos alsacianos, se emplaza la fortaleza más espectacular de la región. Se trata del castillo Haut-Koenigsbourg. De origen medieval, este impresionante bastión se halla en la cima del monte Stophanberch, desde el que se obtienen unas privilegiadas vistas panorámicas de los forestales de los alrededores.

Castillo alsaciano de Haut-Koenigsbourg
Castillo alsaciano de Haut-Koenigsbourg

Por dentro, comprobaréis que el castillo es como un pueblo alsaciano en miniatura, en el que no faltan ni su pozo, ni sus tabernas ni, por supuesto, el clásico entramado de madera de las viviendas tradicionales.

Si deseáis visitar este imponente baluarte, os recomendamos la siguiente actividad que parte desde Colmar: tour por Alsacia + castillo Haut-Koenigsbourg.

Obernai, imprescindible si no sabéis qué ver en Alsacia

Otro pueblo imprescindible de Alsacia es Obernai, que está situado a solo media hora en tren desde Estrasburgo. Este pintoresco municipio, que como la mayoría de los de su región parece realmente de cuento, se halla rodeado por un perímetro amurallado que le otorga un aspecto aún más medieval.

Centro histórico de Obernai
Centro histórico de Obernai

Pasear por este pequeño pueblo es como vivir dentro de un cuento, y no se trata de una exageración. Basta con dar una vuelta por la Place du Marché, junto al Ayuntamiento de Obernai, para comprobar la magia y el encanto de sus calles.

Si deseáis conocer el pueblo, además de otros rincones de Alsacia, os recomendamos la siguiente actividad que parte desde la ciudad de Estrasburgo: castillo de Haut-Koenigsbourg, Obernai y Molsheim.

Mulhouse, otra ciudad imprescindible de Alsacia

En toda lista que se precie sobre qué ver en Alsacia, tampoco puede faltar la ciudad de Mulhouse. Entre sus principales joyas monumentales destacan el templo protestante de San Esteban, así como también su antiguo Ayuntamiento. Además, los amantes de los coches de época seguro que disfrutan en la Cité de l’Automobile, un gigantesco museo que alberga una amplia colección de vehículos de diferentes periodos.

Centro histórico de Mulhouse
Centro histórico de Mulhouse

Para disfrutar de los principales museos y monumentos de Mulhouse y alrededores, podéis reservar la tarjeta Pass’ Alsace.

Asimismo, Mulhouse resulta perfecta para una escapada a Suiza, ya que la ciudad se encuentra a solo media hora en tren de Basilea.

Más en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *