Mezquita-Catedral de Córdoba

Flamenco, una gastronomía excepcional y el legado monumental más importante de al-Ándalus convierten a Córdoba en una maravillosa ciudad que merece una visita. Este destino, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984, recibió su nombre por el río Guadalquivir, ya que Córdoba significa “ciudad del río”, aunque también hace referencia al pueblo prerrománico que la habitó: los turdetanos.

Al situarse en el sur de España, Córdoba goza de un clima mediterráneo y de una temperatura media de 18ºC, por lo que es buena idea visitarla en cualquier época del año. ¿Te vienes a conocerla? A continuación, te contamos toda la información sobre Córdoba para disfrutar de la hermosa ciudad andaluza.

Puente Romano

Puente Romano

Un poco de historia

Romanos, musulmanes, judíos y cristianos. Muchas son las huellas que hay que seguir para empaparse al completo de la historia de Córdoba. Tras su fundación en el año 169 a.C. por los romanos, poco a poco la antigua Corduba se transformó en una de las urbes más influyentes de Hispania.

Ya en el 711, con la invasión musulmana de la Península Ibérica, Córdoba pasó a ser la capital de al-Ándalus y Califato con la llegada de Abderramán III. Esto se refleja en la arquitectura de sus rincones más emblemáticos, todos ellos perfectos para remontarse a los tiempos en los que la ciudad vivió su máximo esplendor.

Y aunque Granada sea la protagonista de la Reconquista, fue en Córdoba donde los Reyes Católicos se instalaron para dirigir dicha operación. A partir de entonces, la ciudad comenzó su etapa cristiana.

¿Qué ver en Córdoba?

Mezquita-Catedral

La Mezquita-Catedral de Córdoba es el edificio más visitado de la ciudad y símbolo inequívoco de la misma. Fue levantada en el 786 bajo el mandato de Abderramán I, curiosamente, sobre los cimientos de una antigua basílica visigoda. Hoy en día es una catedral cristiana que aún conserva a la perfección la esencia del que fue el templo musulmán más importante de Occidente. ¡Su sala de columnas resulta impresionante!

Interior de la Mezquita-Catedral

Interior de la Mezquita-Catedral

Alcázar de los Reyes Cristianos

El Alcázar de los Reyes Cristianos es uno de los complejos arquitectónicos más llamativos de la ciudad andaluza. Y es que, si su historia ya llama especialmente la atención, recorrer su interior y sus jardines resulta todo un deleite. ¿Sabíais que fue aquí donde Cristóbal Colón se reunió con los Reyes Católicos para hablar sobre su nueva ruta a las Indias? Si queréis verlo con vuestros propios ojos, no tenéis más que disfrutar de su encanto con nuestra visita guiada por el Alcázar.

Alcázar de los Reyes Cristianos

Alcázar de los Reyes Cristianos

Judería de Córdoba

La pintoresca judería de Córdoba es el barrio más antiguo de la ciudad, ubicada en el corazón su casco antiguo y uno de los paseos imprescindibles si buscáis viajar en el tiempo. Callejuelas blancas, pequeños balcones de forja y flores, muchas flores. Así es uno de los rincones más bonitos de la antigua capital de al-Ándalus, un distrito en el que perderse es una auténtica gozada y comer una verdadera delicia.

Callejeando por la judería

Callejeando por la judería

Medina Azahara

Y no podía faltar la ciudad califal de Medina Azahara, uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del mundo y ubicado a las afueras de Córdoba. Si os acercáis allí, descubriréis un maravilloso complejo de arcos, columnas y ruinas que fueron testigos del esplendor de la época del califato cordobés. A pesar de estar excavado únicamente un 10% de su superficie original, visitar Medina Azahara es un deleite para los sentidos.

Medina Azahara

Medina Azahara

Patios: el esplendor cordobés

Por si no fueran pocos los atractivos de Córdoba, añadimos uno más: sus famosísimos patios de flores. En el barrio de San Basilio se encuentran los más bonitos y, para entender su historia, lo mejor será hacer una visita guiada por los patios cordobeses más llamativos. De hecho, tanta es la relevancia de estos bellos rincones de origen musulmán que cada mes de mayo se organiza el Festival de los Patios Cordobeses. ¡Cuidado, que enamoran!

La belleza de los patios cordobeses

La belleza de los patios cordobeses

Saboreando Córdoba

Como bien dice el refrán: a los cordobeses se les conquista por el estómago. Y bien es verdad, pero en esta ocasión serán ellos los que os seduzcan a vosotros con la gastronomía de Córdoba. ¿Conocéis el salmorejo? Esta crema espesa se come fría y es el plato estrella de la ciudad. Normalmente se acompaña con virutas de jamón y trocitos de pan tostado. ¡Una delicia que podréis degustar en cualquier restaurante del centro! Además, tampoco dejéis de probar el guiso más conocido del lugar: el rabo de toro cordobés. Si aún no sabéis qué lugar elegir para saborearlos, ¿qué tal un tour gastronómico por Córdoba?

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*